Formulario de contacto

X

¿Oficina compartida o despacho en un coworking?

13/11/2019

Hoy queremos hablarte de las oficinas compartidas y los despachos privados en coworkings. Concretamente de las ventajas y desventajas que te ofrecen cada uno. Ahora puedes poner los ojos en blanco y pensar que a veces nuestro blog es aburrido, o esperar un segundo y pararte a analizar en qué punto se encuentra tu carrera profesional.

¿Cuál es la mejor opción para hacer crecer tu negocio?

 

Llevas meses trabajando en la mesa de tu cocina, o en ese zulo que tienes en casa al que llamas despacho y que también cumple función multiuso como trastero. Seguramente, tecleas entre lavadora y lavadora, acabas reuniéndote con clientes en cafeterías y piensas que el mejor momento de la jornada laboral es cuando bajas al supermercado porque así puedes saludar a la cajera y tener contacto con otra persona. ¿Te suena esta situación?

trabajar desde casa
Sacar tu negocio de casa y trasladarlo a una oficina de verdad es la única forma de poder crecer profesionalmente como autónomo o pequeña empresa. No porque lo digamos nosotros, es un hecho comprobado. Y nos lo han confirmado muchos de nuestros coworkers (aka #happeners). Moverse al coworking les ha permitido organizar mejor sus horarios, hacer networking, colaborar en nuevos proyectos con otros miembros de la comunidad, tener una sala de reuniones y proyectar una imagen más profesional.

La pregunta del millón es… ¿qué me conviene más: una oficina compartida o un despacho privado? Ambas opciones tienen mucho que ofrecerte. Esperamos que esta mini guía te ayude a decidir cuál es el mejor espacio para reubicar tu negocio.

 

Oficinas compartidas

 

Si eres freelance o tienes una pequeña startup con algunos clientes, tu principal objetivo es crecer. Las ventajas que te ofrece el alquiler de tu espacio en una oficina compartida en Barcelona son las siguientes:

  • Ahorrar dinero. Los costes de una oficina compartida son mucho menores que en una propia. No tienes que comprar mobiliario, ni equipamiento como máquinas de café, lámparas o microondas. Además, en el precio están incluidos los gastos de internet, luz, agua, limpieza,… con lo cual sabes con exactitud cuáles serán los costes del espacio cada mes.
  •  Todo incluido. No son solo de los costes de la oficina. En un coworking también tienes servicios añadidos: recepción, cámaras de seguridad, servicios de outsourcing. Y no tienes que preocuparte por el mantenimiento o la gestión de ninguna de estas cosas. Lo que se traduce en menos fuentes de preocupación y más paz mental para dedicarte únicamente a tu trabajo.
  •  Fácilmente ampliable. ¿Necesitas más espacio porque tu equipo ha crecido? Solo tienes que alquilar una o dos mesas más y problema solucionado. Sin necesidad de trasladarte a ningún otro lugar.
  •  Networking. Una de las grandes ventajas de las oficinas compartidas en Barcelona, o en cualquier otra ciudad, es que te permiten encontrarte con otros profesionales de perfiles similares o complementarios. Con ellos puedes compartir ideas y consejos, colaborar en proyectos, e incluso hacerte un poco de publicidad boca-oreja. ¡Y si te animas, también podrás aprovechar los afterworks y las actividades para hacer nuevos amigos!

 

Aquí puedes ver nuestras oficinas compartidas en Barcelona, dos espacios abiertos diferentes dentro de nuestro coworking. La comunidad de Creative Idea está compuesta sobre todo por profesionales del sector digital y tecnológico en todas sus variantes: marketing, diseño, publicidad, desarrollo… La comunidad de Idea Business se centra más en torno a la arquitectura y las ingenierías.

Oficina compartida coworking

 

Despacho privado en un coworking

 

Por otro lado, si ya tienes un pequeño equipo en tu startup o pyme, quizá prefieras alquilar un despacho privado a un espacio abierto. Hacerlo tiene las siguientes ventajas:

  • Privacidad. Un despacho te ofrece mayor privacidad que una oficina compartida. Este aspecto es importante si trabajas con información o datos sensibles que requieran de más confidencialidad o si necesitas hacer llamadas constantes a tus clientes y proveedores. También puedes hablar con mayor libertad con los miembros de tu equipo.
  • Mayor concentración. No es que en el coworking vayas a distraerte, ya que es un espacio de trabajo y por lo tanto, suele ser tranquilo y mantenerse en silencio. Sin embargo, el estar a solas con tu equipo tras la puerta de tu despacho, evitará cualquier tipo de interrupción o distracción.
  • Control. El despacho privado también te proporciona un mayor control sobre tu espacio de trabajo, por ejemplo, si quieres personalizarlo un poco, ya que únicamente tú y tu equipo vais a acceder a él.
  • Reducción de costes. Aunque el precio de un despacho en un coworking es un poco superior al de las mesas en el espacio común, sigues ahorrando mucho dinero frente a un despacho tradicional, tal y como comentábamos al principio. Y todo ello con los servicios añadidos del coworking.

 

Aquí puedes echar un vistazo a nuestros despachos de coworking en Barcelona. Tenemos diferentes tipos de despachos, unos con capacidad para hasta 6 personas y otros con capacidad para hasta 8 personas. Por supuesto, todos tienen acceso a las salas de reunión, espacios comunes y eventos del coworking. No estarás aislado. Tendrás tu parcela de intimidad, pero podrás beneficiarte de todas las sinergias de la comunidad.

despachos coworking barcelona

Tanto si te decides por una opción como por la otra, un coworking siempre estimula el intercambio de ideas, la comunicación y la productividad. ¿Preparado para dar el salto y salir de casa? ¡Ven a conocernos!

Compartir: