Formulario de contacto

X
Autónomo sentado en el suelo, consultando su PC

Cómo sacar el máximo partido a Linkedin si eres autónomo

05/03/2021

“Si no estás en LinkedIn, no existes”. Hace mucho, mucho tiempo, en un lugar muy muy lejano… oí esta frase de una de mis ponentes favoritas. Me pareció muy dura, pero a medida que iba argumentando tu sentencia, entendí lo que quería decir. Realmente LinkedIn es una plataforma que te permite estar en contacto con otras personas con las que sería complicado coincidir “en el mundo físico”.  Es el “boca a boca” de toda la vida en versión mejorada y enfocada al ámbito profesional.

LinkedIn no sabe de relaciones contractuales. ¿Qué más da que seas un/a profesional por cuenta ajena o un autónomo/a? Los intereses son comunes: estar al día en tu sector, hacer contactos interesantes, participar en debates, aprender y aportar tus conocimientos… y crecer profesionalmente.

¿Por qué no iba a interesarte estar en LinkedIn si eres autónomo/a? Vamos a ver por qué tienes que estar en LinkedIn, algunos consejos especiales para autónomos/as y algunas claves para conseguir clientes 😉

 

¿Por qué tienes que estar en LinkedIn como autónomo?

 

  • Para decir que “estás”

LinkedIn es una herramienta muy útil que puede llegar a sustituir las tarjetas de visita y al mismo tiempo, agilizar el hecho de intercambiar datos de contacto y, efectivamente, “estar conectados desde ya”.

Imagina que estás en una reunión, en un evento, un congreso o incluso en una formación. Y has conocido a gente interesante -profesionalmente hablando- con la que consideras que quieres seguir en contacto.

¡Propón conectar por LinkedIn!

Enseguida sacaréis vuestros teléfonos móviles, os encontraréis… y ¡Chas y aparezco a tu lado!

En serio… estaréis ya conectados/as y a partir de ahí será mucho más fácil interactuar al ritmo que consideréis, ya sea proponiendo un nuevo encuentro face to face para hacer negocios (negocios no solo significa vender, puede ser compartir, crear, entrevistar, etc.) o bien relacionándolos de momento de forma digital y compartiendo información a través de la propia plataforma.

 

  • Para “encontrar” tú al resto

Este punto es más importante ahora en época COVID porque esta interacción personal que comentábamos, el hecho de coincidir en eventos, etc., ahora está un poco “complicadita”.

No obstante, muchos/as de nosotros/as seguimos asistiendo a eventos digitales, webinars, afterworks… y también podemos sacarle partido, incluso con más opciones de conseguir el contacto con los/as ponentes o los/las organizadores/as y otros “contactos clave”.

Y no solo en ese sentido hablamos de “encontrar” sino que también podemos hacer las búsquedas “de toda la vida” sin que hayamos coincidido previamente.

Es decir, podemos investigar y averiguar quién está trabajando como Responsable tecnológico en una empresa en concreto o quiénes son los/as Directores/as comerciales de las empresas del sector retail de nuestra zona. ¿Me explico? Contactar casi “a puerta fría” con aquellas personas que nos interesen.

 

  • Para que te encuentren a ti

Algunas veces se hacen negocios de forma reactiva… ¡Vienen solos! El hecho de que trabajes como autónomo/a puede ser un freno para algunas empresas que buscan relaciones a full time y exclusivas, pero para muchas otras es una opción muy interesante porque les permite “tener cintura” y cumplir sus objetivos concretos con profesionales muy especializados en ello.

Del mismo modo, las colaboraciones más importantes no siempre se hacen con grandes empresas… Puede que “te encuentre” un particular o incluso otro autónomo que te proponga una colaboración.

 

  • Más networking, más oportunidades profesionales

Como sabes, LinkedIn es mucho más que una plataforma de “matches” y ventas a bocajarro.

LinkedIn es una comunidad en la que puedes compartir y participar y cuanta más interacción tengas con tus “allegados profesionales”, más probabilidad tendrás de hacer negocio.

¿Por qué? Pues porque ya van conociéndote, se interesarán por ti o si eres tú el que se interesa por ellos/as, podrás hacer referencia a que “ya os conocéis”.

 

En muchas profesiones casi se da por supuesto que estarás en LinkedIn y, si es el caso, será “raro” que no estés.

Una vez “dentro”, puedes elegir la intensidad con la que gestionas tu perfil y tus interacciones. Nada está bien o más, sino que será más adecuado para ti actuar de una forma o de otra.

Nuestro consejo es que te dejes llevar, que seas tú mismo y que hagas lo que te “enganche” y lo que no, no.

 

Consejos para freelance en LinkedIn

3 Consejos imprescindibles para crear tu perfil de LinkedIn “freelance

 

  • Que tu perfil sea estelar

Ya que lo tienes, intenta que sea lo más completo posible. LinkedIn te va dando pistas para que sea “estelar” -así lo categorizan-.

Empieza por los apartados básicos como el titular, puesto actual, acerca de ti, formación, experiencia y ve subiendo de nivel con aptitud y validaciones, recomendaciones (referencias), logros e intereses.

 

  • ¿Dirás que eres freelance? ¿Dónde?

Puedes especificarlo o “darlo a entender” así que en función de tu estrategia puedes utilizar estos apartados de tu perfil de LinkedIn para una cosa u otra:

    • En el titular. Si para ti es clave dar a conocer que eres un/a freelance multi-proyecto, puede ser buena opción especificarlo en el titular. Es lo primero que ven los demás y de esta forma no hay lugar a dudas.
    • En Acerca A modo de storytelling, puedes contar sobre ti en este apartado y explicar a qué te dedicas y cómo trabajas. Con “confesión freelance” incluida.
    • En tu experiencia profesional actual. Puedes especificar que tienes el cargo de freelance para esa empresa o incluso que la empresa actual sea “freelance”.
    • También puedes crear tu página de LinkedIn de empresa y aprovecharla para explicar todos tus servicios/productos.

En cualquier caso, puedes utilizar las etiquetas de freelance, emprendedor/a, consultor/a, etc.

Piensa cuál se ajusta mejor a tu profesión o sector. Y hablando de etiquetas…

¡Recuerda la importancia de las keywords en tu perfil!

 

  • Añade publicaciones, proyectos y recomendaciones/referencias.

Nadie mejor que tu trabajo u otras personas para hablar de ti y “venderte”.

Añade enlaces a muestras de tu trabajo, a tus web, y consigue recomendaciones en LinkedIn de tus ex-jefes, compañeros, o clientes.

Aprovecha al máximo estos apartados, sin saturarlos, pero con la información relevante de la que te sientas especialmente orgulloso/a.

Claves para conseguir clientes a través de LinkedIn

 

  • Optimiza tu perfil para ser más visible.

Además de lo que hemos comentado anteriormente, es clave que tus datos de contacto sean claros y muy accesibles. En el apartado de información de contacto añade tu web, blog, twitter o lo que consideres oportuno. Personalmente te recomendaría que añadieras tu teléfono de contacto -aunque hay mucha “incredulidad” en este punto- y el e-mail (que aparece por defecto).

 

  • Define tu objetivo y estrategia.

Lo primero que debes hacer es definir tu estrategia de marketing y tener en cuenta que uno de los canales será LinkedIn. Concreta tus objetivos y tu planificación alrededor de esta plataforma y sé consecuente, es decir, analiza el tipo de clientes que puedes encontrar en esta red y ¡ves a buscarlos!

 

  • Aporta valor con publicaciones.

Tienes que dar confianza, posicionarte como experto/a en aquello que “vendes” y eso es una carrera de fondo. “Venderte sin que se note” a través de la generación de contenido. Eso da confianza y hace que los que te rodean te pregunten, cuenten contigo, “te compren” y finalmente te recomienden.

 

  • Relaciónate. Que nadie muerde.

Ve haciendo red, invita a contactar, participa en debates, grupos y foros… Desde la proactividad y desde la reacción natural del resto. Si no hay contactos, no hay comunidad y si no hay comunidad, no hay clientes.

 

 

Conclusión

LinkedIn es una herramienta más que tienes a tu alcance y nos guste o no, es una especie palanca “generalista” hacia el éxito. Seguramente no debe de ser la única, pero estar, debe de estar. Complétala con otras herramientas que consideres oportunas o que sean más específicas de tu sector.

Si te decides a usarla, haz de tu perfil de LinkedIn un soporte que permita darte a conocer a ti y algunos de tus trabajos y que tu propio perfil sea un reflejo de calidad y eficacia.

¡Disfruta de la experiencia “linkediana”… sácale partido y procura siempre ser tú mismo/a!

 

 

Artículo en colaboración con Currículum y Trabajo

 

Compartir: