Formulario de contacto

X
loneliness freelancers

¡Olvídate de trabajar desde casa y en pijama!

22/03/2018

¿Ya has caído a la trampa y te has hecho autónomo? 😉 Bueno, al principio trabajar desde casa y para uno mismo, puede parecer muy complicado, sobretodo por las auto rutinas y horarios flexibles que al final pueden llevar a unos hábitos no muy saludables.

La soledad es algo muy común entre los autónomos y no sólo afecta a s u autoestima, también interviene en las relaciones sociales y personales.

Si eres autónomo y además vives sola/o, quizás trabajar en casa se puede convertir en un infierno, o haces muchos planes y te fuerzas a salir de casa a menudo o corres el riesgo de quedarte encerrado en tu propio mundo. Lo que pasa en realidad es que siendo autónomo se tiende a ir a contracorriente (aunque cada vez  haya más gente que trabaja por su cuenta), ya que la gente con un trabajo tradicional de oficina quizás trabaja con gente o está en contacto con gente durante todo el día y cuando termina la jornada sólo quieren un poco de relax y desconectar; pero el autónomo en cambio, si trabaja solo después de una jornada trabajando mano a mano con el ordenador, necesita estar con gente y tener esta parte social que le falta.

soledad autónomos

Aunque trabajar en casa acostumbra a ser bastante cómodo, las estadísticas acaban mostrando que se tiende a bajar la productividad. Que si ahora pongo una lavadora, luego salgo a la terraza a tomar el aire, quedo para comer con un amigo y voy a comprar sólo 10 minutos (que se acaban convirtiendo en media hora o más) etc… Estas pequeñas autoconcesiones hacen que la tolerancia y flexibilidad con uno mismo todavía sean mayores, y así, sea muy fácil procrastinar. El hecho de irlo dejando todo para más tarde alarga las jornadas hasta límites insospechados, lo que acaba descuadrando tus horarios y complicándolo todo.

¿Por qué queremos hacernos autónomos? Porque queremos libertad, que nadie nos diga cuándo o cómo tenemos que hacer las cosas, porque queremos formar parte de algo de verdad y quizás también porque necesitamos retos nuevos y salir un poco de la zona de confort. La libertad seguramente si que se nota enseguida, pero lo que uno no se espera es el agotamiento que conlleva el hecho de desempeñar mil tareas al mismo tiempo y de que toda la responsabilidad caiga sobre tus hombros. Además, este agotamiento y horarios 24/7 provocan algo muy común: la soledad del autónom@.

Si quieres combatir este problema te damos algunas pautas que quizás te ayuden a hacerlo:

Crea vínculos

Para tratar de romper el aislamiento, hay que obligarse a crear vínculos con otros emprendedores en la misma situación, con los que compartir las preocupaciones, como se haría con cualquier compañero de trabajo.

Vístete como para salir

¡Este es un truco infalible! Levantate a la hora que te tocaría, déjalo todo ordenado y empieza a trabajar vestid@ como un pincel, preferiblemente 10 minutos antes de la hora que te tocaría.

Trabaja en un coworking

La fórmula que ofrecen los espacios de coworking es una opción para romper la dinámica de trabajar desde casa, generando esferas diferenciadas entre la vida personal y la laboral.

Márcate un horario mínimo

No hay que ignorar la importancia de fijar horarios a la jornada de trabajo. Cada uno tiene sus prioridades, así que eso también tendrías que analizarlo antes de fijar tu trabajo como auónom@, pero te aseguro que si te fijas unos objetivos diarios/semanales, todo va a ser más llevadero. Quizás te puede resultar útil usar alguna plataforma de gestión de proyectos como Trello para organizarte mejor.

En este enlace de The Onion puedes ver una comparativa de los dos estilos de trabajo de una forma sencilla y realista.

 

Esperemos que encuentres el mejor balance para no sufrir más soledad en pijama y si te has planteado probar eso de trabajar unas horas al día en un coworking que vengas a Coworkidea a conocernos!

Compartir: